Trampas de grasa

 

Las trampas de grasa, también conocidas como interceptores de grasa,  dispositivos de recuperación de grasas y convertidores de grasa, son dispositivos de fontanería diseñados para interceptar la mayor parte de grasa y sólidos antes de que se introduzcan en un sistema de evacuación del agua residual.

El diseño normal de la trampa de grasa será una caja que se encuentra en la línea de drenaje antes de entrar en el sistema de aguas residuales principal. No se utilizada en el sistema de aguas residuales y pueden ser de diversos materiales incluyendo acero inoxidable y plástico. Los tamaños varían mucho de tan pequeñas como 45 litros para su uso en una pequeña cocina de un restaurante a tan grande como 45.000 o más, que sería utilizada en una aplicación industrial de gran tamaño, como una organización de elaboración de alimentos. El funcionamiento es en teoría muy simple. Las corrientes de aguas residuales fluyen a la trampa de grasa y contienen materia orgánica y otros sólidos. Los GAS (grasa, aceite y sebo) flotan en la superficie y otros sólidos "pesados" caen al fondo. A través de una serie de deflectores de aguas, el agua "limpia" fluye desde la salida de la trampa a la tubería de aguas residuales. Hay muchos problemas asociados con el funcionamiento de la trampa de grasa, muchas de los cuales son causadas por una acumulación de materia orgánica dentro del sistema que puede dar lugar a obstrucciones y retenciones, así como a cuestiones de malos olores.

Copyright ©2011 NCH Europa. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Expert-IT.

BioAmp